La Economía Naranja monetizando ideas

 

 

El termino Economía Naranja se ha popularizado en Latinoamérica y toda Centroamérica, sobre todo en Colombia donde fue promovido por Iván Duque; actual presidente de dicho país. No obstante, este concepto es confundido constantemente y usado erróneamente. A continuación, te diré lo que es economía naranja y lo que simplemente no lo es.

 

El origen de la Economía Naranja

Para muchos este término es un pequeño bebé que fue gestado hace menos de 6 años, por Felipe Buitrago e Iván Duque en un libro denominado: “La Economía Naranja, una oportunidad infinita”. Una publicación poco convencional que incorporaba muchos componentes visuales y creativos, para explicar mejor el punto de vista planteado.

Pese a lo anterior, esta idea de economía naranja está sustentada en los planteamientos hechos por John Howkins, quien acuño en el año 2001 el termino Economía Creativa.

John Howkins quien se puede considerar el padre fundador de esta gran idea que es la economía naranja o creativa, esencialmente alegaba que las ideas se pueden monetizar; que pueden ser parte fundamental de la economía de un país.

 

La economía naranja busca sustentar países con TALENTO

Ya sabemos quiénes desarrollaron esta excelente idea, pero ¿Qué es la Economía Naranja?

Básicamente los ingresos de un país del tercer mundo o en vía de desarrollo, como: Venezuela, Colombia, Chile, Perú, México y otros latinoamericanos y centroamericanos está basada en la exportación de materia prima o productos agrícolas.

Por otra parte, la economía de países desarrollados es mucho más diversa, tomemos por ejemplo a Estados Unidos. Gran parte del dinero ingresado a esta nación se debe a la industria de video juegos, películas y música. Sí, Estados Unidos utiliza el talento creador de su gente y lo transforma en beneficios. La industria Hollywoodense genera millones de dólares al año.

Países como Venezuela depende netamente del petróleo para subsistir, por lo que sus habitantes se encuentran sumidos en una crisis profunda. Lo que nos hace preguntarnos: ¿Por qué no aprovechar el inmenso talento y la cultura y hacer dinero? Lo único que se necesita para esto es: TALENTO y personas dispuesta a aprender y enseñar siempre.

Básicamente la economía naranja es todo aquello que es capaz de generar dinero por medio de las ideas, la cultura y el talento. Y, si algo abunda en el mundo es talento, sólo que en muchos países latinoamericanos no se explotan las potencialidades de su gente adecuadamente; no se brindan las oportunidades para que las ideas sean una gran parte de la economía moderna.

 

Definiendo la Economía Naranja

 

Decir que la economía naranja es monetizar las ideas y el talento puede ser un poco vago, por lo que hablemos de aquellas actividades que forman parte de la gran economía creativa.

Una parte esencial de la economía naranja son las TIC o las tecnologías de la información. Sí, esta amplia industria forma parte de la economía naranja; ya que está sustentada en el talento de programadores, hackers éticos, creadores de contenidos, programadores y todos aquellos que son capaces de crear, desarrollar ideas y hacer tendencias.

Economía naranja también hace referencias a los movimientos artísticos, como: la danza, la música, el teatro, la televisión y el cine. Esto debido a que dicha empresa se mueve simplemente con creatividad y mucho talento.

La escritura, la poesía, los movimientos culturales, las creaciones artesanales y hasta ciertas áreas del turismo son parte esencial de la economía creativa.

 

¿Por qué hay que desarrollar la Economía Naranja?

 

Te preguntarás: ¿Por qué el termino Economía Naranja está de moda? La economía creativa llego con fuerza a Latinoamérica al ganar las elecciones presidenciales en Colombia Iván Duque, pero esta no debe ser una tendencia pasajera; la economía naranja es capaz de ingresar miles de millones a un país.

Países como Corea del Sur, Francia, Japón y Estados Unidos tienen como pilar económico la creatividad, ya sea representada en películas, series, videojuegos, cocina, software, creaciones artesanales e IDEAS; si maravillosas ideas transformadas en libros, artículos y más.

En Latinoamérica y Centroamérica se hace vital diversificar los ingresos, generar dinero de sitios donde no se requiera grandes estructuras e industrias, ni explotación de recursos naturales. Las PERSONAS pueden ser una fuente de riqueza, tan grande y poderosa que pueden mover todo un país hacia el progreso.

Asimismo, desarrollar la creatividad y la innovación de las personas es una forma de contribuir a su crecimiento como seres humanos, es llevarlos al límite de sus potencialidades. No hay nada más gratificante que ver ideas novedosas hechas realidad, te hace sentir realizado y productivo.

 

La educación es donde nace la Economía Naranja

 

Todo lo anterior nos lleva a la siguiente pregunta: ¿Por qué si hay talento en Latinoamérica no es tan desarrollada la Economía Naranja? La respuesta es simple y terriblemente devastadora: EDUCACIÓN.

En países de habla hispana te dicen: estudia esto o aquello porque da dinero, pero no te dan las herramientas para ser tú el creador de ideas millonarias. Trabajar para grandes empresas es la meta, pero no crear nuevas ideas.

Tenemos un modelo educativo muy obsoleto, que no tiene concordancia con los nuevos paradigmas y tecnologías emergentes.

Si la educación se enfocará en el hacer, en la creatividad y explotar las potencialidades de cada uno de los estudiantes, tendríamos un ejército de creadores de ideas que sin necesidad de explotar petróleo, gas, carbón y otros mantendría la economía de un país a flote.

Recuerda: un ser humano para generar ideas sólo necesita educación y bienestar, en cambio para exportar petróleo necesitas invertir millones en infraestructura y dañas la tierra. Somos la mano de obra más económica, pero potente del mundo: el mundo se mueve con IDEAS, si enseñamos en las escuelas a producirlas seriamos parte de las grandes potencias mundiales.

La economía naranja puede representar para países en vía de desarrollo el empujón que necesitan para avanzar, debemos iniciar con la educación y el limite será el cielo…

Please reload

Eduardo Snape -
Docente,Consultor, Ejecutivo de TI.
Búsqueda por Tags
Please reload

© 2016 Del Escritorio por Eduardo J. Snape A.

Panamá, República de Panamá -  esnape@eduardosnape.com  -  507 6615-1093